Las Tablas de San Andrés – Icod de los Vinos Tenerife

Turismo Rural on 1 Jan , 2015
Las tablas de San Andrés - Icod de los VinosVisitar Tenerife en el mes de noviembre es una buena fecha ya que se celebra la fiesta más popular de las Islas Canarias, la fiesta de Las tablas de San Andrés, en la localidad de Icod de los Vinos, esta fiesta es muy conocida y tiene mucha historia, cada año recibe más visitas para participar en ella, es por eso que se recomienda a los turistas que reserven con antelación un alojamiento rural por que debido a la afluencia de visitantes es frecuente que los alojamientos se agoten. Hay que aclarar que la fiesta de Las tablas de San Andrés no tiene nada que ver con el aspecto religioso del nombre, sino que curiosamente se llega a conocer así por que se celebra los días 29 y 30 de Noviembre que es precisamente el día de San Andrés y como es una costumbre popular que se fue difundiendo de boca en boca se tomó como referencia el día de San Andrés y es por eso que hasta el día de hoy se conoce como Las tablas de San Andrés.

En realidad cuenta la historia que esta fiesta se originó por un hecho anecdótico, como muchos saben Tenerife es una isla que se caracteriza por sus desniveles y en algunas zonas las pendientes son más inclinados e Icod de los Vinos no es la excepción, esta localidad antiguamente fue muy conocida por todas las Islas por su tradición vitivinícola, los bodegueros de aquel entonces tenían la costumbre de lavar los barriles de vino en el mar porque decían que el agua salada del mar favorecía a eliminar los ácidos del interior.

En aquel entonces no existía ningún transporte que permitiera llevar los toneles cuesta abajo hacia el mar, por lo cual los bajaban como podían, ya sea rodando o sobre unas tablas las cuales se deslizaban hasta llegar a la zona más baja cerca al mar, el uso de las tablas también era porque así protegían los barriles de posibles golpes que pudieran sufrir por el camino. Este simple hecho de ir cuesta abajo con el barril encima de una tabla fue lo que llamó la atención de los más jóvenes convirtiéndolo en algo más que solo trabajo sino en un juego que poco a poco se transformó en la fiesta que se conoce hoy en día como la fiesta Las tablas de San Andrés, ya no se transporta los barriles porque con el paso de los años se empezó a usar otros medios más modernos, pero las personas siguen cogiendo las tablas para recorrer las pendientes más vertiginosas y divertidas que existen en la zona.

Actualmente esta fiesta tiene tanta acogida que recibe muchas visitas de turistas curiosos que solo quieren ver o que quieren participar como el resto de los lugareños, es por eso que el municipio ha destinado puntos específicos donde realizar los descensos con el fin de no crear desorden ni accidentes, se toman todas las precauciones necesarias y a los participantes se les recomienda algunas cosas que deben saber para su propia protección. Tenerife es una zona turística por excelencia, todos los años recibe muchas visitas de personas que quedan encantados con lo que la Isla les ofrece, un clima increíble, unas playas paradisíacas, unas casas rurales para todos los públicos en general e incluso se puede alquilar casas típicas canaria que tiene ciertas particularidades y que para pasar unas vacaciones son ideales, y fiestas populares como las de Las tablas de San Andrés.

Esta fiesta popular no hace más que resaltar el atractivo de la zona y es una buena excusa para tomar unas vacaciones a finales de noviembre y poder participar en ella, existen varias calles en donde se puede hacer el descenso pero hay algunas que son las más convocadas por que el recorrido es más largo y la pendiente es más inclinada. Lo único que necesitan los participantes es una madera de tea que por la base se le colocará cera o cebo que es una grasa animal para que se pueda deslizar y con el uso constante de la tabla esta se deslizará mejor y cogerá mayor velocidad y como mínimo a la tabla se le coloca un soporte para apoyar los pies. Con el paso de los años esta fiesta popular Las tablas de San Andrés ha hecho que los que participan sean ingeniosos y ocurrentes en las creaciones de sus tablas, normalmente estas tablas suelen ser individuales pero hay algunos jóvenes que prefieren bajar en grupo en una sola tabla con lo cual la creación de esta es más grande.

Las tablas de San Andrés es una fiesta divertida donde los protagonistas no solo son los jóvenes, personas de todas las edades pueden participar en ella, son dos días de fiesta y diversión acompañada de tradición lo cual hace interesante la idea de poder visitar Tenerife y participar de la fiesta.

Artículo de interés: El Drago Milenario